Watson: El supercomputador más poderoso del mundo

Este aparato fue ideado con la tecnología de IBM y es el sucesor del mítico Deep Blue. Su potencia podría ser aplicada en áreas tan variadas como la Medicina y la Macroeconomía

Corría el año 1997 y el mundo se impactaba al saber que una computadora era capaz de vencer en una partida de ajedrez al multicampeón Gary Kasparov. Así es, porque con esa proeza, el ordenador Deep Blue daba el golpe a la cátedra y mostraba a todos que la inteligencia artificial había llegado para quedarse.

Ya han pasado casi 20 años desde esa fecha, y el ya mítico Deep Blue es historia. Sin embargo, el desarrollo tecnológico logrado tras su creación fue la piedra angular para que IBM diera forma al que hoy en día es por lejos el computador más potente del orbe: Watson. Avaluado en la impresionante cifra de US$3.000.000., Watson -que lleva su nombre en honor a Thomas Watson, fundador de IBM- no sólo es el sucesor de Deep Blue, sino que también representa el paso más avanzado entre la tecnología digital y la inteligencia artificial.

La “capacidad intelectual” de Watson es tal, que los avances que ha logrado hasta ahora en el campo de la Medicina son extraordinarios. Un equipo de investigadores le introdujeron toda la información actualizada existente en Oncología (agrupada en poco más de 28 millones de documentos), para que pudiese procesarlas y dar con importantes conclusiones sobre el origen del cáncer. Así, por ejemplo, logró descifrar el rol que juega el gen P53, en un raciocinio que le tomó solamente un par de meses, mucho menos de los más de 30 años de estudios que tendrían que haberse hecho empíricamente para llegar a las mismas conclusiones.

Otra importante utilidad que se le ha dado a la computadora Watson ha sido en todo lo vinculado a las Finanzas y la Economía. Según se pudo constatar, esta máquina es capaz de procesar y analizar todas las variables macroeconómicas de un país y del mundo entero, para así lograr acabadas conclusiones y certeras recomendaciones a los usuarios, los que pueden ir desde un banco hasta un gobierno, o bien entidades multinacionales especializadas en esta temática.

Además de todo esto, y debido a su poder de procesamiento de información no estructurada, Watson permite analizar a una persona a través de sus compras en Internet, los sitios que visita en la red, lo que publica en las redes sociales, y de una serie de otras variables que constituyen el análisis de big data. Esta investigación puede resultar de gran utilidad para quienes deben seleccionar personal, o bien evaluar el potencial riesgo de un solicitante de crédito por ejemplo.

Como pueden ver, este supercomputador llegó para quedarse, y así ser parte de la constante evolución de las máquinas hacia lo que se considera la inteligencia artificial, algo que hace algunas décadas no era más que una simple quimera.

Comentarios

comentarios