Una ciudad adelanta la Navidad para un niño con un cáncer terminal

El pasado fin de semana las calles de Saint George, una pequeña ciudad en Canadá de 3.000 habitantes, se llenaron de luces de colores, decoraciones con abetos y renos, villancicos y personas disfrazadas de papá Noel. La Navidad había llegado antes de tiempo, pero no por motivos consumistas, como sucede en la mayoría de las ciudades. En esta ocasión, los habitantes de Saint George decidieron adelantar la fiesta para que pudiera disfrutarla por última vez en su vida un niño de siete años diagnosticado con un cáncer fulminante.

image (1)

El pequeño Evan Laversage y su familia llevan más de cinco años luchando contra la enfermedad. Pero hace unas semanas el médico les notificó que el tumor, ubicado en el cerebro, se estaba expandiendo con rapidez y que a Evan no le quedaba mucho tiempo. Su madre pidió a los familiares cercanos si podrían avanzar la Navidad un par de meses y estos no tan solo estuvieron de acuerdo, si no que convencieron a través de Facebook al resto de habitantes de Saint George para celebrar juntos las fiestas con Evan.

niño-evan.jpg_88717827-621x400

La mayoría de casas de los vecinos fueron decoradas con luces y pancartas navideñas. También planearon una cabalgada que pasó por delante de casa de Evan para que pudiera ver desde la ventana como toda la ciudad le felicitaba las Navidades. Incluso sacaron al niño de casa para llevarlo a cenar a un restaurante, a pesar que, por culpa del cáncer y el agresivo tratamiento, hace unos meses que ha perdido parte de su movilidad.

“Si miras por la ventana principal de nuestra casa, ves toda la calle encendida. Allá donde mires parece que sea Navidad. Es más de lo que podría haber imaginado. Es una locura. La gente ha ido mucho más allá” ha declarado Nichole Wellwood, la madre de Evan, al cual le han gustado tanto las decoraciones navideñas que ha hecho un esfuerzo para dar más de una vuelta por las calles de Saint George.

En una entrevista para la CBC Radio, le preguntaron a Nichole Wellwood, sencillamente, “¿Por qué?” A lo que ella respondió: “Porque tienes una ciudad entera que te ama”.

 

Comentarios

comentarios