Qué es el ébola, cómo se transmite y cuáles son sus síntomas

El virus del ébola era previamente conocido como “fiebre hemorrágica del ébola” y su tasa de letalidad puede llegar al 90 por ciento.

Los brotes de esta enfermedad se producen en áreas remotas de África central y occidental, y cerca de selvas tropicales. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, el ébola es transmitido por animales salvajes al ser humano siendo las especies de murciélagos frugívoros sus principales portadores y se propaga en poblaciones a través del contacto persona a persona.

El virus se detectó por primera vez en 1976 con dos brotes simultáneos ocurridos en Sudán y en el Congo, caso en el que se bautizó la enfermedad como se le conoce hoy, dado que el brote ocurrió en una aldea cercana al río Ebola.

CÓMO SE TRANSMITE EL ÉBOLA

El virus del ébola se introduce en la población humana por contacto estrecho con órganos, sangre, secreciones u otros líquidos corporales de animales o personas infectadas.

Según estipula la OMS, “en África se han documentado casos de infección asociados a la manipulación de chimpancés, gorilas, murciélagos frugívoros, monos, antílopes y puercoespines infectados que se habían encontrado muertos o enfermos en la selva”.

En humanos, el virus se propaga en la comunidad mediante la transmisión de persona a persona, por contacto directo con:

– Órganos
– Sangre
– Secreciones,
– Otros líquidos corporales de personas infectadas,

O bien, puede darse el caso de infección por contacto indirecto con materiales contaminados por dichos líquidos.

Específicamente en los hombres, el virus puede seguir transmitiéndose a través del semen hasta siete semanas después de declararse la recuperación clínica.

LOS SÍNTOMAS

El virus del Ebola es una “enfermedad vírica aguda grave”, según la define la OMS, y se caracteriza por:

– Aparición súbita de fiebre
– Debilidad intensa y dolores musculares
– Dolor de cabeza y de garganta
– Vómitos
– Diarrea
– Erupciones cutáneas
– Disfunción renal y hepática
– Hemorragias internas o externas.

El periodo de incubación de la enfermedad oscila entre los 2 y 21 días desde el momento del contagio.

Actualmente, no hay vacuna oficial contra el ébola y las que se utilizan en el presente son sólo experimentales.

Para los casos graves, el tratamiento requiere de cuidados intensivos y rehidratación intravenosa y/u oral con soluciones que contengan altos dosis de electrolítos, sin embargo, tampoco existe un procedimiento efectivo que asegure el mejoramiento de los casos.

Fuente: 24horas.cl

 

Comentarios

comentarios