Pangolín: Un mamífero cubierto de escamas

Este animal vive en algunas zonas de África y Asia. Su nombre proviene de un vocablo malayo, que significa “el que se enrolla”

El pangolín es un animal muy enigmático, y también bastante antiguo: sus primeros antepasados datan de hace unos 60 millones de años, durante un período conocido como Paleoceno. Así, fueron el Eomanis y el Eurotamanua los primeros ejemplares de esta familia muy peculiar de mamíferos, siempre cubiertos de escamas muy duras y capaces de hacerse bolita para protegerse en caso de algún peligro.

Actualmente existen ocho especies de pangolines, de las cuales casi todas sufren algún grado de amenaza de extinción. Entre ellos conforman un orden de mamíferos conocido como folidotos (del griego “pholidota”, que significa “cubierto de escamas”). Sin embargo, el nombre con el que se les denomina popularmente (“pangolín”) proviene del vocablo malayo “peng-goling”, es decir “el que se enrolla”. Con ambos conceptos, claramente se hace referencia a las dos principales características de este enigmático ser.

Dependiendo de cuál especie se trate, los tamaños de los pangolines pueden ser muy diversos, así como también la ubicación geográfica donde viven: algunos habitan en África, y otros en Asia, pero siempre en zonas calurosas y tropicales. Al verlos caminar, llama la atención la morfología de su cuerpo, que por la disposición de sus múltiples escamas de queratina, le dan un aspecto de piñón o alcachofa ambulante.

Otra de sus características más insólitas es la capacidad de despedir líquidos malolientes ante la presencia de un predador, al igual como lo hacen el zorrillo o la mofeta, gracias a una serie de glándulas que posee en la zona cercana al ano. Pero no menos curiosa su facultad para desplegar una lengua delgada pero extraordinariamente larga, que incluso es tan larga como su propio cuerpo. Respecto a su alimentación, el pangolín es un animal mirmecófago, es decir su dieta está compuesta por hormigas y termitas.

 

Comentarios

comentarios