El Abierto de Australia, primer Grand Slam de la temporada, vivirá un duelo de bellezas cuando se enfrenten dos de las tenistas más guapas del circuito profesional.