Mammuthus primigenius: El pequeño gigante

Si bien en las películas este animal prehistórico aparecía caracterizado como un verdadero titán, en realidad no lo era tanto: de hecho, su tamaño era levemente inferior al del elefante africano actual

El Mammuthus primigenius es lejos el mamut más conocido en la actualidad, principalmente por sus múltiples apariciones en películas que relataban la dura vida que llevaban los hombres de las cavernas durante el Pleistoceno. Denominado también como “mamut lanudo” o “mamut de la tundra”, este proboscídeo prehistórico era individualizable por su cuerpo extremadamente peludo, lo que le permitió adaptarse con relativo éxito a los crudos tiempos de la inhóspita Edad del Hielo.

Hasta donde ha logrado determinar la ciencia, se sabe que el mamut primigenio vivió en lo que actualmente son Siberia y el extremo más septentrional de Norteamérica. Los primeros restos completos de este mamífero fueron encontrados en 1806 en Rusia. Según diversas investigaciones, la principal causa de la extinción del asombroso Mammuthus primigenius fue una vez más la caza indiscriminada por parte del hombre, el cual le puso la lápida hace unos 10 mil años en Siberia y 8 mil años en Alaska. Sin embargo, hubo una población que logró sobrevivir un tiempo más, aislada en la isla de Wrangler (frente a las costas de Siberia), la cual terminó por sucumbir en el 1.700 A.C. Es probable que el último mamut haya perecido al ser atravesado por una lanza o lacerado por un hacha, como fue la lamentable constante de las trágicas crónicas primitivas que llenan de sangre el sórdido legado del ser humano en nuestro planeta.

Uno de los mitos más habituales en torno al primigenio peludo era su tamaño. En diversas películas se le ve ostentando unas dimensiones realmente colosales, como si se hubiera tratado de una especie de montaña viviente. Pero pese a ello, la realidad era diametralmente opuesta, y por cierto decepcionante para los amantes del cine de ciencia ficción: el Mammuthus primigenius llegaba a una altura de sólo tres metros y medio, y pesaba seis toneladas, es decir no era más grande que el elefante africano actual, siendo en la mayoría de los casos incluso más chico que su pariente cercano que también lucha por no desaparecer.

Mammoth_woollymammoth

Comentarios

comentarios