Los osos más grandes que han existido

Verdaderos colosos. La familia de los úrsidos es uno de los grupos de animales terrestres que mayores exponentes ha tenido, contando entre sus representantes a enormes bestias peludas, algunos de los cuales aún existen.

Titanes entre los úrsidos

Si bien el oso pardo actual y el oso polar son animales enormes, sus dimensiones habrían sido relativamente insignificantes si se les compara con el extinto Arctodus simus: el oso más grande que ha existido. Este grandioso gladiador de la naturaleza es considerado el predador terrestre más impresionante de los últimos 800 mil años.

El Arctodus simus desapareció recién hace 12.500 años, y habitó en lo que actualmente es Norteamérica. Medía 1,85 metros en cruz, o sea en su postura cuadrúpeda era más alto que una persona promedio parada. De pie, su tamaño era aún más impactante: medía 3,7 metros de altura. Se estima que pesaba poco más de una tonelada.

Tan imponente como el Arctodus simus fue el otro titán prehistórico Arctotherium angustidens. Este brutal ser cavernario (ya que posiblemente se escondía en cuevas) pesaba alrededor de 1.100 kilos, y tenía una altura de 1,80 metros en cruz y casi cuatro metros en su postura erguida. Dicho animal peludo tuvo la desgracia de extinguirse antes que el otro gigante, ya que dejó de existir hace más o menos unos 500 mil años.

Comentarios

comentarios