Investigan el dañino efecto del alcohol sobre el cerebro

Una universidad estadounidense determinó que el cerebro de los jóvenes de hasta 20 años puede sufrir un daño irreversible por el consumo crónico de vinos, cervezas y licores

Es bastante habitual que durante las reuniones sociales, la gente se dedique a tomar alcohol, muchas veces siendo esta una costumbre que se extiende en el tiempo, pudiendo convertirse incluso en algo crónico. Sin embargo, es durante la adolescencia que este hábito es mucho más nocivo, sobre todo a nivel del cerebro donde el daño puede llegar a ser irreparable.

Así fue como lo determinó una investigación de la Facultad de Medicina de la Universidad de Duke (EEUU), el cual fue publicado en la revista Alcoholism: Clinical & Experimental Research. Este importante estudio empírico estableció que tomar exceso de alcohol en forma crónica puede dañar la zona del cerebro que controla la memoria de larga duración y el aprendizaje. Sin bien esta alteración es capaz de afectar a personas de cualquier edad, es a los individuos jóvenes a los que más menoscaba.

La explicación de este mayor daño a los adolescentes que al resto de la gente radica en que el cerebro de las personas se sigue desarrollando hasta por lo menos los 20 o 21 años, por lo cual la ingesta exagerada de alcohol en ese período puede desencadenar una problemática de talla mayor. En este caso, la mayor afección se produce a nivel de las neuronas del hipocampo, las cuales sufren alteraciones estructurales y también en las sinapsis con las otras células nerviosas.

Al respecto, la doctora Mary-Louise Risher, coautora del estudio, asegura que “es muy posible que el alcohol altere el proceso de maduración de los circuitos cerebrales, lo que puede afectar a la función cognitiva más adelante”, dando una clara señal de lo peligroso que puede llegar a ser la ingesta excesiva de licor, cerveza o vino entre los jóvenes.

Comentarios

comentarios