Godzilla: El clásico del cine “Kaiju” cumple 60 años

El 3 de noviembre de 1954 se estrenó en Japón la cinta Gojira, película en blanco y negro que con el correr de los tiempos se convertiría en objeto de culto. Hasta ahora, ya van 34 secuelas oficiales

Sesenta años ya han pasado desde aquel 3 de noviembre de 1954, fecha en que los cines japoneses estrenaban “Gojira”, una película protagonizada por un enorme lagarto parecido a un Tiranosaurio, pero con brazos de simio, cola de brontosaurio y cresta dorsal bastante similar a la de un stegosaurio. En ese entonces, tal vez nadie iba a pensar que esa cinta, que pretendía emular al impacto que en 1933 había generado King Kong en Estados Unidos, se iba a transformar en un fenómeno de la cultura popular que duraría hasta nuestros días.

Con el correr de los años, la película “Gojira” se convertiría en un elemento de culto para los amantes del cine de ciencia ficción, y en particular dentro de aquel estilo protagonizado por monstruos gigantes conocido como “Kaiju”. Así, el paso del tiempo le daría la razón a los Estudios Toho y al mítico director Ishiro Honda, llegando a contabilizarse un total 34 cintas oficiales pertenecientes a distintas franquicias, incluyendo la más reciente del 2014: sin dudas, un récord inédito. De más está decir que esta impresionante cifra hace de “Godzilla” la saga más abundante dentro del cine a nivel mundial, superando con creces a las 25 con que cuenta la también prolífica colección de James Bond.

Pero, ¿de adonde proviene todo el éxito que aún provoca hasta nuestros días “Godzilla”? Sin dudas, se trata de mucho más que una película que narra las aventuras y desventuras de un reptil titánico de 108 metros de alto y 90 mil toneladas de peso, sino que tiene un trasfondo que va más allá: encarna a la criatura que fue afectada por una mutación, producto de las bombas de Hiroshima y Nagasaki que destruyeron a buena parte de Japón. Es decir, surgió como una suerte de metáfora del miedo que aún generaba en la población nipona el recuerdo del más violento ataque nuclear que haya vivido la humanidad. A su vez, resultó ser como una especie de crítica a la contaminación del medioambiente, el cual inevitablemente traía consecuencias negativas sobre la fauna. En ese contexto, Godzilla representaba a la fauna dañada, que responde contra la mano del hombre, pero también muchas veces siendo el héroe de la saga, ya que en varias películas es él mismo quien salva a Japón de otras amenazas igualmente peligrosas (otras bestias del género Kaiju).

Dentro de las curiosidades que se pueden contar de Godzilla, vale la pena destacar que su nombre original es “Gojira”, que es una mezcla de “gorira” (gorila) y “kujira” (ballena). Si bien no tiene la apariencia ni de un gorila ni de una ballena, sino que se asemeja mucho más a un dinosaurio, tiene algunos aspectos que sí saca de estos dos animales: la fuerza descomunal y la capacidad de vivir gran parte de su vida bajo el agua. Otro punto destacable son sus insólitos poderes y habilidades, gracias a los cuales se ha ganado un sitial de honor en la ciencia ficción: su capacidad de disparar rayos, su potencia y resistencia, el pulso magnético, la regeneración celular, y su inteligencia que lo hacen ser mucho más que una simple “bestia”.

Comentarios

comentarios