Extrañas curiosidades sobre las medusas

Acá les presentamos algunos datos que de seguro no conocían sobre estas criaturas gelatinosas que habitan en nuestros océanos desde hace más de 500 millones de años

Medusa en su hábitat natural

Más de alguna vez habremos escuchado que las medusas pueden llegar a ser muy peligrosas debido a sus picazones, las cuales pueden provocar desde una irritación cutánea hasta incluso la muerte. Sin embargo, estos animales conocidos en conjunto como “celentéreos” son criaturas muy particulares, y de seguro a ustedes les llamará mucho la atención saber algunas de las extrañas curiosidades de estos singulares seres marinos.

1) CÓMO PICAN: Para picar usan sus tentáculos, los cuales tienen un sinnúmero de células urticantes llamadas cnidocitos. El cnidocito tiene una cápsula en la cual contiene las toxinas, alrededor de la cual se enrolla el filamento urticante, que se clava a la superficie afectada cuando siente el estímulo táctil. Esta extraña “célula urticante” sólo puede usarse una vez, así que después de cumplir su función, es reemplazada por un nuevo cnidocito.

2) SUS TOXINAS: Las tres toxinas más peligrosas de las medusas venenosas son la hipnocina, que provoca somnolencia, parálisis muscular y respiratoria y además tiene propiedades anestésicas; la talassina, que produce urticaria y edema en dosis pequeñas y parálisis nerviosa cuando se emplea en dosis elevadas; y la congestina, que ataca al tracto digestivo provocando vómitos, dolores abdominales, además de problemas respiratorios.

3) LA MÁS TÓXICA: La medusa conocida como Chironex fleckeri es una de las criaturas más venenosas existentes en el mundo. Si bien su picadura es casi imperceptible, la muerte es casi inminente en un lapso que va entre los 10 a 40 minutos. Los síntomas previos al deceso son serios problemas cardiovasculares, respiratorios y abdominales.

4) LA “MEDUSA ETERNA”: La Turritopsis nutricula es una de de las criaturas más extrañas del mundo, y actualmente está siendo investigada por científicos que buscan revertir el proceso de envejecimiento que nos afecta a todos. Este pequeño hidrozoo de medio centímetro y forma acampanada, cuando llega a su tamaño adulto es capaz de volver a su forma juvenil e invertir su ciclo vital. Se trata de un caso único en la naturaleza, por el cual es llamada “La Medusa Eterna”. Sin embargo, se ha descubierto que algunas enfermedades que la afectan (de las que aún menos se sabe) sí son capaces de acabar con su vida.

5) FÓSILES VIVIENTES: De los animales existentes hoy en día, es probable que las medusas sean uno de los más antiguos del mundo. Es más: hace 500 millones de años, en pleno período Cámbrico, ya existían medusas que eran exactamente iguales a las que hoy en día habitan los océanos. De hecho, se sabe que los llamados “ctenóforos” (antepasados de las medusas marinas) son los seres pluricelulares más ancestrales de los que se tenga conocimiento, junto con las esponjas acuáticas.

Comentarios

comentarios