Experta relata algunos caminos para llegar a la felicidad

Terapeuta española enumera algunas conductas que tenemos que siempre poner en práctica en nuestro día a día. Si lo logramos, nuestra vida será mucho más fácil

En un mundo en que muchas personas tienden a sobrevalorar el dinero y los éxitos profesionales, a tal punto de ponerlos casi como un sinónimo de lo que es la felicidad, Silvia Escribano (destacada coach emocional española) aterriza estas aspiraciones y  sostiene que hay otros caminos para ser felices. Según sostiene al sitio www.abc.es, existe una serie de estrategias que hay que poner en práctica sí o sí:

1)      Pensar en el presente y no preocuparse de las incertidumbres del futuro.

2)      Ser agradecidos de la vida, y valorar positivamente cada momento vivido, tratando de sacar lo mejor de cada experiencia.

3)      Valorar lo que tenemos; no vivir pensando en lo que no tenemos o lo que teníamos y por algún motivo perdimos.

4)      Tratar de ver las cosas siempre con buen humor.

5)      A veces la vida va tan rápido que no nos da tiempo para pensar ni para valorar lo que tenemos. Acá, la autora recomienda por lo menos una o dos veces en el día hacer una retrospectiva y pensar en lo bueno que nos ha pasado, y así tratar de sentirnos felices con nosotros mismos.

6)      Dejar de lado el teléfono celular. Muchas veces, este aparato es una excusa para no estar con nosotros mismos, ya que nos hace dejar de lado un mundo que es real por otro que es ficticio.

7)      A medida que vamos siendo más felices, nuestro cuerpo responde mucho mejor. Está comprobado que el sistema inmunológico de cada uno depende en gran parte de la actitud emocional que tengamos.

8)      Cuando veas que eres feliz, te debes sentir como el responsable y el protagonista de tu felicidad.

9)      Acepta las situaciones con serenidad. No te alteres, ya que así serás capaz de pensar con claridad y tomar decisiones más acertadas.

10)  Disfruta los instantes que va dando la vida. No te enfoques básicamente en cambiar el pasado, y tampoco te hagas grandes problemas por el presente. Esto permite ver las cosas con relajo y serenidad.

Comentarios

comentarios