Dilma Rousseff se baja el sueldo y suprime ocho ministerios

Acosada por la crisis y la pérdida de popularidad, la presidenta brasileña adopta medidas de impacto para mantenerse en el poder

En su lucha por mantenerse en el cargo, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, tuvo que aplicar recortes drásticos. Con apenas 10 meses de Gobierno, una seria crisis económica y su popularidad por los suelos, Rousseff anunció ayer una reforma ministerial que dejó a su partido casi sin cargos, y fortalece aún más a su complicado aliado, el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), el grupo que manda en el Congreso.

Rousseff rebajó su sueldo y el de sus ministros en un 10%, y suprimió ocho ministerios, cambiando toda la estructura de su Gobierno y reduciendo la presencia del oficialista Partido de los Trabajadores (PT) a sólo dos cargos.

La operación negociada hace casi dos meses, es una derrota política de la brasileña, que aceptó las condiciones del partido de su vicepresidente, Michel Temer, para garantizar la gobernabilidad y evitar un «impeachment».

Mi Gobierno busca apoyo del Congreso Nacional y la reforma también es parte de ese contexto, explicó la mandataria, admitiendo que la reforma es una salida para que el Congreso apruebe el paquete de medidas con las que su Gobierno quiere atacar la crisis.

Rousseff también anunció el recorte de 3.000 cargos por recomendación y de 30 secretarías ministeriales, que serán fusionadas y convertidas en superministerios, como Previsión Social y Trabajo, que quedará a cargo de Miguel Rossetto, y Mujeres, Igualdad y Derechos Humanos que será dirigido por Nilma Gomes, hasta ayer, ministra de Igualdad Racial.

 Fuente: abc.es

Comentarios

comentarios