Denversaurus: El dinosaurio de Denver

Este animal extinto fue descubierto en 1988, aunque más tarde se lograría verificar que en realidad era un ejemplar de otra especie que ya había sido estudiada: el Edmontonia

Durante el año 1988 fueron encontrados cerca de la ciudad de Denver (EEUU) los restos de un extinto dinosaurio que bien parecía ser un tanque con patas, ya que estaba provisto de una resistente caparazón con grandes e intimidantes puntas, dándole un aspecto de una criatura rocosa pero a la vez bestial. Fue bautizado como Denversaurus, justamente en honor al lugar en dónde se hallaron dichas osamentas.

El dinosaurio de Denver

El Denversaurus existió hace 81 millones de años durante el Cretácico, en las zonas boscosas de la actual Norteamérica. Medía unos 5 metros de largo y 1,7 metros de alto, siendo un poco más pequeño que el que se creía era su pariente más cercano: el Edmontonia (de 6,6 metros de largo). Sin embargo, estudios posteriores determinaron que en realidad el Denversaurus no era más que un ejemplar juvenil del Edmontonia, por lo que ambos pasaron a ser parte de la misma especie. Se mantuvo así la denominación Edmontonia, ya que esa criatura había sido descubierta con anterioridad (en 1924).

Se cree que las enormes púas que sobresalían desde su cuerpo le servían a los machos para impresionar a las hembras, pero también podían ser usadas como un eficiente mecanismo de defensa en caso de verse amenazados por algún predador. Al igual que la gran mayoría de los cuadrúpedos de la llamara Era de los Dinosaurios, el Denversaurus fue un animal herbívoro.

Comentarios

comentarios