¿De dónde provienen los nombres de los continentes?

Vivimos en un mundo globalizado donde cada uno parece estar cada vez más interconectado con el resto, aunque las distancias parezcan separarnos. Esto mismo es lo que sucede entre los diversos países y pueblos, pero de todas formas este fenómeno no basta para que la gran mayoría de la gente se motive para conocer más sobre el entorno que nos rodea. A modo de ejemplo, casi todos saben cuáles son los seis continentes que existen, pero son muy pocos quienes en verdad saben el por qué de sus nombres. Si alguna vez usted se hizo esta pregunta, acá les tenemos la respuesta para cada uno de estos lugares. Tome nota:

*América: Lleva este nombre en honor a Américo Vespucio (1454-1512), cartógrafo y navegante originario de Florencia, pero que vivió buena parte de su vida en España. Durante su vida viajó dos veces hasta el territorio descubierto por Cristóbal Colón, al cual se le conocía como “Las Indias Occidentales”. Fue así como él se convirtió en el primero en constatar que en realidad se trataba de un nuevo continente, al cual llamó “El Nuevo Mundo”. Así, fue en 1507 cuando el cartógrafo Martín Waldseemüller fue el primero en acuñarle el nombre de “América” al continente que hoy conocemos como tal.

*Asia: Las culturas antiguas bautizaron como “Asia” a todos los territorios que quedaban hacia el este de Europa, incluyendo desde luego Persia y Palestina, en referencia al término “Aszu”, que en asirio significa “Este” o “Salida del Sol”.

*Europa: Al igual de Asia, Europa también lleva un nombre que proviene del asirio. En este caso, es en relación a la palabra “Ereb”, que significa “Sol poniente”. Así, los griegos popularizaron el concepto de “Europa” para referirse a los territorios ubicados hacia el oeste de ellos.

*África: Deriva de dos términos, los cuales en sí engloban el mismo concepto: “Aprica” (“Soleado” en latín) y “Aphriké” (“Sin Frío”, en griego). Esto porque en la antigüedad se le consideraba a África, al igual que ahora, como “el continente sin frío”.

*Oceanía: Debe su nombre a la gran cantidad de mar que rodea sus costas, ya que en rigor se trata de un continente formado sólo por islas.

*Antártica: Viene del griego antarktikos, formada por anti (en oposición) y arktikos (oso), es decir significa “Opuesto al Ártico”. A su vez, existen dos teorías sobre el origen de la denominación del Ártico (“Tierra del Oso”): una es porque es en donde mejor se ve la Constelación de la Osa Mayor, y la otra es porque en la antigüedad ahí vivían muchos osos polares.

Comentarios

comentarios