Curiosidades del rapidísimo guepardo

Este felino es la criatura terrestre más veloz del mundo, pudiendo llegar a 115 km/h en un pique cuando persigue a su presa. Claro que esto es solo en carreras cortas de 400 a 500 metros de distancia

El Guepardo (Acinonyx jubatus) es uno de los felinos más peculiares del mundo. De hecho, es el único miembro existente en la actualidad dentro de su familia, conocida como los “Acinonyx”. Además, posee la particularidad de que ninguna otra criatura terrestre supera la velocidad que alcanza en carreras cortas cuando persigue a alguna presa, siendo esta preferente alguna gacela, la cual también es uno de los animales más rápidos del orbe. A continuación les enumeramos once particularidades que hacen que este mamífero sea diferente a todos los demás.

1) Cuando adultos poseen una piel cubierta de manchas, pero extrañamente al nacer solo son de un mismo color, es decir, no poseen manchas. Con el correr de los años, su pelaje se va transformando, hasta llegar a ser único e irrepetible en cada ejemplar.

2) Se anatomía es mucho más aerodinámica que la de cualquier felino, y además pesa solo entre 45 y 65 kilos (poco, comparado con un león que pesa entre 200 y 270 kgs. o un Tigre de más de 300 kgs.). Esto mismo es lo que lo hace ser diseñado especialmente para correr, sobre todo en distancias cortas. Puede alcanzar los 115 km/h, y su aceleración le permite llegar a los 72 km/h en solamente dos segundos.

3) Si bien su estructura física está especializada para correr, por contrapartida, es bastante endeble como para un combate cuerpo a cuerpo. Un Guepardo nunca va a atacar a un animal más grande o poderoso, por lo mismo que apenas ve a un león o a leopardo, prefiere escabullirse de inmediato.

4) En general, el porcentaje de error del guepardo en sus ataques es mucho menor que el del león. Al año, un guepardo logra atrapar a unas 150 o 200 presas, mientras que el león no mata a más de 40 o 50.

5) Sus uñas retráctiles le permiten aumentar la tracción y evitar el derrape cuando va en plena carrera. Esto es importante, pues la estrategia que usan las gacelas para evadir al predador son justamente los cambios bruscos de dirección, a través de corridas en forma de zig-zag.

6) Al igual que la mayoría de los animales, se ha comprobado que el guepardo puede caer en períodos de estrés, sobre todo cuando aumenta el número de turistas en esos lugares. Es por eso que en los safaris se toman muchas precauciones al respecto, ya que se sabe que este animal necesita una concentración absoluta a la hora de cazar.

7) Es tal la cantidad de energía que gasta en sus piques, que este es felino con el corazón más grande en proporción a su tamaño, lo cual le permite bombear sangre en forma mucho más eficiente en situaciones extremas. Además, como sus carreras son anaeróbicas (conteniendo la respiración así como los velocistas), tiene unos pulmones con una capacidad que resulta inusual. Sus fosas nasales también son muy amplias para absorber mejor el oxígeno.

8) A diferencia de otros felinos salvajes -como la pantera, el león o el tigre- el guepardo no puede, o no sabe, rugir.

9) Las hembras abandonan a sus progenitores al primer celo, para irse junto a algún compañero. En cambio, los machos continúan juntos para así conformar un efectivo equipo de cacería, en el cual se turnan para atrapar a gacelas y antílopes.

10) Pese a ser animales que viven en clan, apenas uno se lesiona es abandonado por el resto, ya que asumen que para ellos pasa a ser “solo una carga”. Si bien esto puede parecer cruel, desde el aspecto del instinto es solo una forma de asegurar la supervivencia de la especie.

11) El macho prefiere atrapar individuos adultos, pertenecientes a ciertas especies herbívoras. En tanto, la hembra es más práctica y se especializa en la cacería de individuos recién nacidos, los cuales son mucho más fáciles de capturar.

 

Comentarios

comentarios