Cómo serían las chicas de los videojuegos si tuvieran cuerpos realistas

Cinturas minúsculas, pechos grandes y cuerpos completamente tonificados. Ese el prototipo que representan los personajes femeninos en los videojuegos, promoviendo una imagen distorsionada de la realidad.

Aunque muchos argumentan que cualquier mujer con criterio formado puede reconocer la diferencia entre una anatomía caricaturesca y una real, el problema es que este tipo de productos llegan principalmente a las jóvenes y adolescentes, quienes muchas veces se atormentan y acomplejan por no ajustarse a este estereotipo, sufriendo problemas autoestima e incluso trastornos alimenticios.

Por esto, la asociación Bulimia.com, que se dedica a ofrecer ayuda a quienes padecen este trastorno, ideó una campaña donde muestra cómo serían las chicas que aparecen en distintos videojuegos, si tuviesen cuerpos realistas.

“Los videojuegos se han vuelto cada vez más realistas con el tiempo. Los nuevos juegos de estilo inmersivo son algo fiel a la vida e incluso se ven cinematográficos; los entornos son más ricos y más detallados, y los procesadores gráficos de PC y consola son cada vez más capaces de manejar las imágenes de alta definición. Algunos juegos cuentan con técnicas de iluminación hiperrealistas, mostrando movimientos de nubes naturales. Ese tipo de atención al detalle, nos hace preguntarnos, ¿por qué no pueden representar con precisión el cuerpo de la mujer?“, comentaron desde el organismo.

“Por ejemplo, las mujeres de talla grande son una rareza en los videojuegos, y cuando se muestran, lucen típicamente inusuales. Lo más común en los videojuegos parece ser sólo cinturas ultra-delgadas. Si los creadores de videojuegos van a enorgullecerse de representaciones digitales precisas, entonces es el momento de hacer que las mujeres se vean reales”, agregaron.

En este sentido, desde Bulimia.com indicaron que las chicas gamers podrían desarrollar una imagen sesgada en torno a cómo el cuerpo femenino debe verse. “Esto podría marcar el comienzo de pensamientos obsesivos sobre sus propios cuerpos, y un auto-cuestionamiento en torno a por qué no se ajustan a ese ideal percibido. Cuando se desarrollan comportamientos alimentarios compulsivos peligrosos junto a estas obsesiones negativas, las mujeres jóvenes pueden encontrarse rápidamente luchando con un trastorno de la alimentación”, advirtieron.

Para crear las nuevas anatomías de estos personajes, el organismo tomó como referencia un estudio de las proporciones corporales de las mujeres de un promedio de edad de 20 años.

Este fue el resultado…

11058353_1066671760023517_6210233831103928468_n-730x593

11796428_1066671876690172_5452829744009330624_n-730x593

11800097_1066671360023557_6008818273638096333_n-730x593

 

11813500_1066671890023504_3592581796161148141_n-730x593

11822349_1066671730023520_1211711928617059674_n-730x593

11822528_1066671540023539_9164921190333493237_n-730x593

11825113_1066671450023548_4618151241748761064_n-730x593

11828620_1066671676690192_9042678570884450643_n-730x593

11831773_1066671733356853_3514557172068864899_n-730x593

 

11855798_1066671283356898_9170439105601620129_n-730x593

Fuente: Biobiochile.cl

 

Comentarios

comentarios