Científicos hallan evidencia de un extraño dinosaurio marino

El Dearcmhara Shawcrossi vivió hace unos 140 millones de años en lo que actualmente es Escocia. Se cree que estaba a medio camino entre el reptil y el pez, pero era más parecido al delfín

En 1959, un arqueólogo aficionado llamado Brian Shawcross descubrió los restos fósiles de una extraña criatura marina. Estas osamentas estuvieron más de medio siglo guardadas en bodegas de algunos museos de Escocia, hasta que por fin un grupo de científicos de la Universidad de Edimburgo se propuso encontrar el enigma que en ellas estaba escondido.

Fue así como recientemente el Scottish Journal of Geology publicó el que sin lugar a dudas aparecería como uno de los hallazgos más sorpresivos en lo que va del presente año: se confirmaba que por primera vez en Escocia se habían encontrado la evidencia de un representante de la familia de los ictosaurios, los cuales eran mitad pez y mitad reptil. En este caso particular, se trataba de una criatura parecida a un delfín de poco más de 4 metros de largo (mucho más pequeño que otros ictosaurios adultos) que vivió en pleno Período Jurásico hace unos 140 millones de años, y que se dedicaba a cazar pequeños peces, reptiles acuáticos, y que por cierto era parte de la dieta habitual de otras bestias marinas, de dimensiones muchísimo más grandes.

La extinta especie recientemente clasificada recibió la denominación de Dearcmhara Shawcrossi: primero en honor a Brian Shawcross, que fue quien desenterró los restos, y además inspirado en el término “Dearcmhara”, que significa “reptil marino” en gaélico (antigua lengua celta proveniente de lo que hoy en día es Escocia).

Comentarios

comentarios