Chile le ganó un duelo caliente a Uruguay y es semifinalista

Con un gol de Mauricio Isla, a diez minutos del final, el equipo de Sampaoli derrotó 1-0 al conjunto del Maestro Tabárez que terminó con nueve por las expulsiones de Cavani y Fucile. Chile espera por el ganador de Perú-Bolivia.

Chile superó una prueba de carácter y personalidad de las grandes al superar a Uruguay 1-0 con un gol de Mauricio Isla, a diez minutos del cierre. Los de Sampaoli ganaron un partido durísimo, con más fricción que juego, pero en el que siempre intentaron más que su rival, que terminó con nueve por las expulsiones de Cavani y Fucile. El local es el primer semifinalista del certamen y espera por el ganador de Perú-Bolivia.

Cristian-Rodriguez-Eduardo-Vargas-EFE_CLAIMA20150624_0255_29

En Santiago, arrancó la etapa decisiva de la Copa América con un partido de dientes apretados y sin lugar para el error. Por localía, por el buen envión conseguido en la primera ronda y por contar con una camada de jugadores brillante, Chile intentó marcar presencia desde el arranque. Pero se topó con un Uruguay que disfruta de jugar este tipo de encuentros, con todo el ambiente en contra y partiendo de punto.

Y el equipo del Maestro Tabárez salió a plantarse en campo en contrario. Con los dientes apretados, Uruguay demostró que no iba a ser un mero observador del vertiginoso ataque chileno. Arrancó y terminó mejor el primer tiempo la Celeste. Y esos fueron los momentos en los que se impusieron sus mediocampistas: Arévalo Ríos y Alvaro González en el centro y dos carrileros como Carlos Sánchez, por derecha, y el Cebolla Rodríguez, por izquierda.

Sandro-Ricci-Jorge-Valdivia-Reuter_CLAIMA20150624_0258_29

Chile logró acomodarse al trámite después del primer cuarto de hora. Y fue clave el aporte del Mago Valdivia. Es el hombre que le da la pausa y elabora el juego para que exploten adelante Arturo Vidal y Alexis Sánchez, a pura potencia velocidad. El mediocampista de la Juventus tuvo su oportunidad con un remate que desvió bien Muslera.

Lo que a Chile le costaba varios pases, triangulaciones o desbordes por los costados, Uruguay lo resumía a un bochazo al área. Así casi abre la cuenta Diego Rolán a los 8 minutos de la segunda tras un balón detenido que se desvió y no pudo conectar con fuerza en el área chica.

Si el trámite estaba así planteado, todo se acentuó con la expulsión de Cavani. El delantero, que atraviesa un difícil momento por el accidente automovilístico que protagonizó su padre, vio la segunda amarilla por una leve agresión. La primera había sido por una protesta al juez de línea tras una infracción que el juez sancionó contra Vidal.

Pero con el correr de los minutos y con la responsabilidad a cuestas, Chile empezó a perder la paciencia y la claridad. Uruguay se acomodó cerca de Muslera y se dedicó a aguantar el cero. Así y todo, a los 30, tuvo una chance clarísima con una volea de Carlos Sánchez desde la derecha que salió cerca.

Hasta que a diez del cierre llegó el gol de Isla que destrabó el partido. Y desató la alegría chilena.

 

Comentarios

comentarios