Chile derrota a Venezuela y renace con pragmatismo en el Sudamericano

Con pragmatismo también vale. Sin mostrar un buen fútbol, aunque mejoró en la segunda parte, Chile derrotó a Venezuela 2-0 y sigue vivo en el Sudamericano Sub 20.

En los primeros minutos se pudo ver a una selección chilena con bastante actitud, entendían que un triunfo era vital para seguir con chances de clasificar a segunda ronda.

Venezuela sintió la presión puesta por los dirigidos de Hugo Tocalli y esperó en su campo las arremetidas rojas. Pero la resistencia llanera duró hasta los siete minutos del partido.

Una jugada preparada desde un tiro de esquina de Chile, terminó con un zurdazo de  Rodrigo Echeverría,  que abrió el marcador. El tempranero gol nacional golpeó a los venezolanos, pero estos se levantaron rápidamente, y con mucha personalidad.

La respuesta de la Vinotinto llegó un minuto después del tanto chileno. Jefren Vargas remató en el área chica tras recibir una buena habilitación de Jhon Murillo (quien le ganó prácticamente todos los duelos a un inocente Luis Pavez), pero el portero Miguel Vargas estuvo brillante para achicar.

Luego vendría otro aviso llanero, a los 12’. Jefferson Savarino remató desde el borde del área y la pelota pegó en el horizontal, cuando el arquero Vargas ya estaba vencido.

Chile se había adormecido con la excusa de ir ganando. Tras el gol, los de Tocalli comenzaron a perder la posesión que mostraron en los minutos iniciales y de ésto se dio cuenta Venezuela, que cada vez que pasaba a campo nacional, hacía daño.

La mejor opción del primer tiempo para el cuadro Miguel Echenausi fue a los 14’. Savarino, tras recibir un centro por izquierda, remató en área chica pero, nuevamente el arquero juvenil de Universidad Católica, la sacó en la línea.

Chile intentaba sacudirse, pero las buenas asociaciones entre Diego Rojas, Luis Cabral e Ignacio Jeraldino se diluían en los metros finales.

A diferencia de Venezuela,  que cada espacio que dejaba la defensa roja la aprovechaba con una opción de gol. Así fue a los 34’, cuando Yanowsky Reyes pudo lograr el empate tras rematar en el área chica, pero de forma desviada.

El gol que cambió todo

En el complemento, Venezuela salió en busca del empate, pero sus aspiraciones comenzaron a desaparecer con la expulsión de Vargas a los 53’ (por pisar a Jeraldino) y el  golazo de Chile a los 59’.

Tras una exquisita habilitación de Rojas, Cristián Cuevas remató desde afuera del área, y con un globito venció al portero Beycker Velásquez. Fue un balde de agua fría para los llaneros, quienes hasta ese momento, merecían a lo menos el empate.

El tanto del jugador de Universidad de Chile determinó a su rival, quienes comenzaron a bajar el nivel notoriamente. Incluso, a los 66’, el mismo Cuevas tuvo el tercero con un remate cruzado que se fue desviado por centímetros.

Ya con la tranquilidad del 2-0, la Chile recuperó la posesión, y también el juego de Rojas, el creativo del equipo. Tras esto, vinieron dos claras. Cabral a los 70’ y Giraldino, un minuto después, tuvieron el tercero pero fallaron en la definición.

Ya en los minutos finales, todo se sentenciaría con una nueva expulsión llanera (Cermeño), a diez minutos del final.

Pitazo final. Chile ganó sin convencer, con un pragmatismo claro, pero que le alcanza para mantener la ilusión de meterse en la segunda ronda. Aunque deberá mejorar.

Comentarios

comentarios