Bruhathkayosaurus: Un gigante de dimensiones desconocidas

No es mucho lo que se sabe respecto a la existencia de este tremendo y extinto dinosaurio. Solamente se han descubierto algunos restos óseos la criatura, por lo que su tamaño exacto aún es una incógnita

Hacia fines de la década de los 80 se realizó un anuncio que remeció a la Paleontología a nivel mundial: en la India se habían descubierto algunas osamentas en mal estado del que habría sido el terópodo (dinosaurios bípedos y carnívoros) más grande que haya existido. Sin embargo, y luego de revisar a fondo la información obtenida, en 1995 esta especie extinta fue reclasificada y pudo constatarse que en realidad fue un saurópodo (dinosaurios cuadrúpedos, herbívoros, y provistos de un cuello y una cola enormes).

El enorme y dudoso reptil

Bautizado como Bruhathkayosaurus (“lagarto de cuerpo grande”), se sabe que este lagarto prehistórico existió en la Era Mesozoica, hace unos 70 millones de años (período Cretácico). Originalmente se especuló que este colosal lagarto habría medido entre 40 a 44 metros de largo, siendo uno de los más grandes (o tal vez el más grande) de todos los dinosaurios. Sin embargo, más tarde otras investigaciones redujeron sus dimensiones a una longitud de 28 a 34 metros, pese a lo cual igual lograba mantenerse dentro del grupo de avanzada de los más monumentales de todos los saurópodos.

Muchos lo comparan con algunos de los dinosaurios más gigantes que han existido. Se cree que fue ligeramente más chico que el Argentinosaurus -el cual medía 34,6 metros de largo y pesaba unas cien toneladas- pero de todas formas habría sido un poco más pesado, con una masa estimada en 139 toneladas. El que sí habría sido mucho más voluminoso que el Bruhathkayosaurus, pero del que también hay hartas interrogantes respecto a sus dimensiones, fue el impresionante Amphicoelias (con un largo de 60 metros y un peso de 185 toneladas). Otro de los titanes del pasado que también figura en los registros es el Seismosaurus, sobre el cuál existe mucha incertidumbre ya que incluso algunos sostienen que el ejemplar estudiado no era más que un Diplodocus superdesarrollado, y en torno a estimaciones muy opuestas y variadas que van desde los 54 hasta los 32 metros de largo.

Comentarios

comentarios