Adax: El antílope del desierto

Este animal habita en zonas muy áridas en el norte de África. Sin embargo, la cacería furtiva lo tiene en un estado crítico de conservación, estando al borde de la extinción

El adax (Addax nasomaculatus) es un animal enigmático, que desde los tiempos de la Primera Guerra Mundial se le conoce como “el antílope blanco”. Se trata de un peculiar mamífero artiodácrilo (con un número par de dedos, de los cuales apoyan en el suelo al menos dos de ellos), perteneciente a la familia Bovidae y que vive en el norte de África.

El cachudo Addax nasomaculatus

Provisto de una cornamenta impresionante, este antílope mide 1 metro de alto y pesa unos 120 kilos. Es una criatura bastante ágil y buena para correr en casos de emergencia. Su dieta es netamente herbívora, alimentándose de los pequeños arbustos que crecen en su inhóspito hábitat.

Lamentablemente este cachudo animal está en un estado crítico de conservación, es decir está muy próximo a la extinción total. Alguna vez fue relativamente abundante en las inmediaciones del desierto del Sahara, pero ahora está totalmente desaparecido en esos sectores producto de la cacería para comérselo. Solamente está confinado a algunas reservas naturales al norte de Nigeria, además de Marruecos y Túnez.

Comentarios

comentarios