Medios de Comunicación, Redes Sociales y Tú

redes-socialesHablar sobre medios de comunicación, redes sociales, tecnología, comunicación internacional y lo que sucede en Chile me emociona, así sencillamente, es un tema del que vengo trabajando como hormiga desde hace mucho tiempo y tengo una opinión concreta pero siempre abierta a sumar nuevas experiencias y desarrollarla mejor.

Por Juan Angel Torres @NoteroAngel

Quisiera empezar el ensayo de menos a más, hablando de experiencias personales hasta tratar de manifestar eso a algo general en el país y luego al tema mundial, en comparación de nuestro país con otros.

La relación entre Sociedad y Comunicación es intrínseca y que no es posible la primera sin la segunda, además Comunicación y Comunidad son dos términos ligados entre sí porque la Comunicación mantiene viva la Comunidad.

Siempre he pensado que las comunicaciones y en especial las Redes Sociales son para crear comunidad, una virtual, pero comunidad al fin y al cabo, la Globalización nos ayuda a acortar el tiempo y el espacio, sintiendo que alguien que puede estar en otro país o a kilómetros de distancia está a nuestro lado y cerca, muy parecido a lo que dice Marshall Mcluhan en su “Aldea Global” y claramente lo de “El medio es el mensaje”.

El medio es el mensaje

Recuerdo que cuando era pequeño, estaba en un asiento del cine municipal de Calama esperando ver “Jurassic Park” junto a muchos más pequeños ese verano de 1995.

En esa ocasión el maestro Steven Spielberg nos mostró que era posible que un dinosaurio mordiera a una persona por la mitad y la agitara como hueso partiéndolo en dos y de hecho nos mostraron esa escena en la película. Ahí empezó mi primer sueño frustrado “Quiero ser Paleontólogo”.

Las imágenes, los sonidos y en general todo el material audiovisual había llegado a mi interior e influyó en mi vida tanto que decidí en ese momento mi profesión con la que supuestamente sería la forma de ganarme la vida. Fue ahí que mi madre me dijo que en realidad en Chile no existieron dinosaurios y que difícilmente podría sobrevivir así, debía irme al extranjero lo que, en ese tiempo, era algo prácticamente imposible.

Luego llegó la película “El día de la Independencia” y comenzó mi otro sueño frustrado “Quiero ser Ufólogo”, nuevamente la reproducción audiovisual llegaba a mi y su mensaje quedaba clavado en mi corazón, clavo que nuevamente sacaría mi madre con sus correspondiente cable a tierra.

Ya un poco más grande, comencé a escribir canciones, poemas y similares, ahí llegó la inspiración y dije “Quiero ser Periodista”. Mi madre entró nuevamente con la historia de una Periodista que terminó vendiendo celulares, corría el año 1998 y nuevamente otro sueño se destruía, claro que en ese tiempo no existía el internet y las miles de creaciones grandiosos que le sucederían, era casi razonable lo que decía mi madre.

Lo que trato de decir en todo esto, es que mientras que la televisión, la radio o los medios impresos hacían su vida, no influían en la mía, pero si lo hicieron las películas y mi madre, ambos eran medios y mensajes a la vez, lo que los transformaba intrínsecamente en mensajes puros, desde antes que supiera lo que significaba ya se veía venir que “El medio es el mensaje”, historia  que retomaremos más adelante.

Teoría de la Modernización y Chile

Es una herencia de Darwin y explica que el subdesarrollo que se encuentra en algunas sociedades es producto de un atraso en la modernización consustancial, estimándose que al superar diversas etapas se puede llegar al desarrollo.

¿Qué pasó con Chile? Trataré de resumirlo.

Al principio era posible que coexistieran las grandes empresas de comunicación de El Mercurio, junto a medios del Gobierno, de la Iglesia, de Partidos Políticos e incluso Independientes, misma situación con los programas radiales. La televisión chilena nació en las universidades y mantuvo esa línea hasta 1973.

Tras el Golpe de Estado pasaron muchas cosas que no son materia de análisis en este ensayo, pero lo importante es que se concentró el poder de los medios de comunicación mediante la intervención de los canales de televisión por Directores Designados por la fuerza militar, la expropiación de prácticamente la totalidad de frecuencias de radio y el nacimiento de la Radio Nacional de Chile compuesta por la Fuerzas Armadas en su directorio. ´

El cierre de medios de oposición o con líneas editoriales que pensaran diferentes fue la tónita de esta nueva era de las comunicaciones en nuestro país. La resistencia era dada por medios alternativos y/o independientes como Fortin Mapocho, El Boletín de la Solidaridad y La Bicicleta, entre otros.

Con la recuperación de la democracia se esperaba que los medios de comunicación en Chile volvieran a la coexistencia de antes y que, además, los medios que dieron la batalla en dictadura fueron apoyados y financiados.

Sin embargo, nada de eso ocurrió, y los medios que fueron importantes durante una época difícil en la historia de Chile fueron cerrando por falta de apoyo económico y de publicidad.

Los valores sociales y culturales en tiempos de Dictadura eran de miedo, relacionados con la prohibió del derecho a la libertad de expresión y de ambulante, donde la entrega errónea y falsa de información eran pan de cada día.

Hoy, los nuevos gobiernos no han hecho nada para que la situación cambie y las grandes empresas de comunicaciones siguen manejando los medios y, en la mayoría de las ocasiones, creando realidad que le sirven a ciertos sectores políticos o empresariales, dejando a los medios de oposición y/o independientes minimizados y con la obligación de tener que “venderse” a ciertos sectores lo que transforma la línea editorial o la “ensucia” con publi-reportajes y noticias pagadas.

Es justamente los valores socio-culturales que mencioné más arriba los que no fueron erradicados y que dificultan la labor de los medios de comunicación alternativos y/o independientes.

Pero la labor de los medios de comunicación en Dictadura era de dejar bien parado al gobierno de facto y destacar o transformar la realidad que, supuestamente, era mejor con Augusto Pinochet a la cabeza. Esa misma labor es la que se ha destacado en nuestro país al criminalizar  a la gente Mapuche, los movimientos ciudadanos y el movimiento estudiantil.

Para no extenderme, nos centraremos en el movimiento estudiantil, donde bajo la premisa de ridiculizar y bajándole el tono de serio a las demandas de los estudiantes los diarios que deben rendir pleitesía a las empresas que lo auspician y a los políticos que auspician los mismas, tuvieron titulares y noticias en contra de todo lo que se pudiera relacionar al movimiento estudiantil.

Popular es la portada de LUN que decía “Camila Vallejo no quiso mover la colita” y la sección Reportaje de El Mercurio profundizaba el tema de “El historial académico de los dirigentes de la Confech”.

A nivel regional, es recordada  el titular de El Mercurio de Antofagasta que afirmaba “La UCN acusa daños por $450 millones en tomas de campus” además de una liviana noticia donde se acusaba de consumo de alcohol a un recinto educativo en toma, finalmente nunca se confirmó si las personas eran estudiantes y si es que la botella de la que estaban tomando era efectivamente alcohol, lo que si se supo después es que el terreno donde estaban las personas no pertenecía al establecimiento educacional.

Además, mientras en todo Latinoamérica y España las marchas, manifestaciones artísticas y Flashmov eran noticia positiva destacando la creatividad en la forma de protestar por las reivindicaciones educativas, en nuestro país se criminalizan y se daba pie a los “Encapuchados”, los cuales también fueron criticados por ser en algunas ocasiones “infiltrados” de carabineros.

Pareciera que según la Teoría de la Modernización nuestro país se quedo en la etapa del eslabón perdido. Siguiendo a Darwin, los medios de comunicación estaban evolucionados y tras el golpe militar volvimos a ser monos y tras pasar esta etapa era el momento de volver a crecer pero mantuvimos valores socio-culturales antiguos que nos impidieron evolucionar.

Chile estaba expuesto, no sólo no había apoyado a los medios que le hicieron la resistencia a la dictadura sino que ahora se virilizaba el problema de la educación en el país, todos los demás países hacían eco de eso y se rendían ante el poder de los estudiantes. La globalización le jugó una mala pasada al Gobierno.

La libertad de expresión y de información, implica que deben existir los mecanismos para que todos los puntos de vista se puedan dar a conocer, por lo que no tengo nada en contra con que existan medios manejados por una sola persona como son los de Agustín Edwards pero lo que resulta irrisorio es que no existan mecanismo para que le permitan sobrevivir a otros medios de comunicación, independientes y ciudadanos.

El proceso de modernización se acelera gracias a la difusión los medios de comunicación masiva, pero yo agregaría que deben ser cibernéticos, debido a que en pasos previos a la Globalización adquiere mayor y determinante protagonismo el factor tecnológico.

Gracias a youtube, facebook y twitter, las actividades del movimiento estudiantil se pudieron coordinar y organizar y obtuvieron el eco positivo que se buscaba, debido a lo mismo en el extranjero le otorgaban pantalla, lo que hizo temblar el piso de los gobiernos de Sebastian Piñera y Michelle Bachelet, donde gracias a la presión ciudadana, secundaria, universitaria y de prensa extranjera se vió caer a tres ministros de educación.

La globalización permitía que cualquier pudiera tener su propio canal de youtube (televisión), podcast (radio) y página web (medio de comunicación), lo cual significaba prácticamente medios de comunicación masiva en poder de los estudiantes.

¿El problema? A pesar de que el acceso a la internet era mayoritaria aún no existía cultural cibernética y las personas e incluso algunos estudiantes seguían siendo engañados con la parcialidad de los otros medios de comunicación, como dice la guía, y secundo, la globalización de igual manera segregó, tanto a los del norte como los del sur, en este caso, tanto a la ciudadanía en general como a los estudiantes.

Sin embargo, todo el revuelo estudiantil y el uso de las redes sociales despertó el interés de la ciudadanía y el gobierno, donde encontraron en las mismas un nicho y una oportunidad no explotada ni aprovechada.

Yo pienso que nuestro país ha sido privilegiado con tener niños y jóvenes que gusten, usen y abusen de las nuevas tecnologías, incluso antes de la existencia de las redes sociales, en el 2007 Chile se registro como el país con más usuarios de FOTOLOG en el mundo.

Es innegable que el acceso a la internet y la información se ha facilitado, prácticamente todos los habitantes del país tienen un celular y en algunas ocasiones dos, todos tienen facebook  y los usuarios de twitter se incrementan cada día.

El gran problema es que nos encontramos frente a un grupo de personas que recibe las herramientas y no sabe cómo usarlas o las utiliza de forma errónea y no les saca el mayor provecho posible.

Sin embargo, el poder gubernamental ha tomado nota de esta nuevo nicho y utiliza cuentas en redes sociales para manifestar sus avances y entregar mensajes de que todo está en orden y en correcto funcionamiento, desde presidentes hasta ministros utilizas cuentas en redes sociales, sacando el mayor provecho de las nuevas tecnologías.

En ese sentido, los medios de comunicación pasan a ser parte del poder por no decir el poder mismo, que se transforman en un negocio, que muchas veces no solo reporta dividendos económicos sino que también políticos y sociales.

La transformación que produce en la política las nuevas tecnologías es conocida como “Mediocracia”, según Castells, este término vendría siendo pluralista y competitivo, donde los medios no imponen su opinión sino que el receptor tiene la facultad de decidir donde se informa.

En Chile la “Mediocracia” no es tal. Siempre va a primar y ganar el poder más fuerte, impuesto por la influencia, el dinero o la fuerza, que no sólo se ve en los medios de comunicación sino que desde que somos pequeños, incluso sin nuevas tecnologías.

Cuando era pequeño tuve algunos sueños frustrados de a que dedicar mi vida, y fue mi madre la que actuó como Mediocracia. En dictadura no existía Mediocracia y la información era impuesta y/o censurado según sea el caso. Al retornar la democracia la Mediocracia se pensaría que volvería pero nunca fue así, al contrario, pareciera ser que tener un medio de prensa de oposición y/o independiente era por lo bajo difícil.

Ahora los niños no piensan en ser Paleontologos, Ufólogos o Periodistas, sueñan con ser Mineros, Ingenieros o Abogados. El medio y el mensaje a influido en ellos, para bien o para mal influyen en la actitud y modo de vida de las personas.

Ya todos buscan imitar modas extranjeras y nadie asume su propia cultura, otros países como Bolivia y Perú aún guardan tradiciones indígenas.

¿Qué nos indica eso? A los ojos de los chilenos, Chile es un país aspiracional y subdesarrollado. A los ojos de los extranjeros es la misma visión pero las empresas internacionales ven una gran oportunidad de inversión en estas tierras.

Chile es un paraíso cibernético, la tecnología llega a todos, todos saben prender el computador y escribir, pero pocos saben escribir bien. Chile es un país digno y un paraíso para inversiones extranjeras. Chile es un país que permite tener medios de comunicación online pero que dificulta poder crecer y alcanzar el mismo nivel que medios tradicionales. Durante el movimiento estudiantil del 2011 a los ojos del mundo Chile es un país opresor y con malas políticas públicas educacionales, luego gracias a los “33 mineros” el país fue visto como un ejemplo de trabajo en equipo y esperanza.

Se aprendió de los errores, el gobierno supo utilizar más las nuevas tecnologías que los mismos jóvenes, porque mientras los ciudadanos se ocupaban de utilizar Fotolog los gobernantes se preparaban para utilizar twitter. La imagen de Chile cambió, no sólo para los receptores internos sino que también externos, sabiendo que lo último que pasa es lo que se lleva la mayor impresión y queda en la memoria colectiva, porque así como en el periodismo, uno es tan bueno como la última noticia que escribe.

Comentarios

comentarios